Posteado por: golfenix | enero 20, 2008

Luz, sonido y emociones

luzcasal003.jpg

Simplemente cargado de emociones, así puedo describir el concierto de Luz Casal al que asistí. Los ojos inundados en varias de sus interpretaciones y los pelos como escarpias en otras tantas.
Empezó el concierto con cierta timidez, quizá porque para ella representaba un reto más importante que en otros lugares, estaba en su casa, su tierra, como ella muy bien dijo: si bien nació en Galicia, pasó 16 años de su vida en Avilés; su madre sigue residiendo en la comarca, en Naveces, lugar donde su padre falleció en el año 1995, circunstancia que dio origen a la canción “Entre mis recuerdos”.
Se calificó “más asturiana que muchos” y el comentario: “la primera premisa para ser un buen asturiano es decir lo que se piensa sin que te importe lo que piensen los demás” a mi particularmente me llegó al alma, me siento muy identificada con la frase.
Fueron algo más de 2 horas de concierto del que salí con las manos al rojo vivo de aplaudir. El aforo se puso en pie para despedirla y tuvo que hacer 3 bises.
¡Bravo Luz! Mereces todo lo bueno que la vida te brinde y que espero sea mucho y para siempre.

A continuación, artículo publicado hoy en La Nueva España:

Luz y gran sonido

Luz Casal se reencontró anoche en Avilés con el público asturiano en un concierto con el auditorio de Cultura abarrotado y cientos de seguidores que aclamaron a la cantante Avilés.

Saúl FERNÁNDEZ La Nueva España
Luz Casal ha vuelto a Asturias y es feliz. El concierto celebrado anoche en el auditorio de Cultura de Avilés contó con la devoción de los vecinos de Luz Casal, porque desde hacía días ya no había localidades para poder verla y escucharla en su reencuentro artístico con el público local. En total, 677 personas privilegiadas disfrutaron como nunca de una cantante pletórica y de sus cinco músicos, que la arroparon como verdaderos guardaespaldas.

El recital comenzó con «Sé feliz», la canción estrella del álbum «Vida tóxica», el undécimo de los suyos y el primero después de su enfermedad. Cuando Luz Casal salió al escenario los avilesinos se levantaron todos a una y le tributaron una ovación clamorosa, de esas que emocionan aunque uno esté muy curtido en las lides de los escenarios.

«Buenas noches, gracias por venir», dijo una Luz Casal afectada y sonriente por el recibimiento. «Quiero ofreceros un concierto lleno de emoción, pleno de ritmo y de buena música, donde escucharéis canciones conocidas y otras que no lo son tanto, de este nuevo disco».
Emoción desbordada.
Y prosiguió con «Regalé», otras de las propuestas de este último trabajo discográfico. Cuando terminaron los últimos compases de este segundo tema Luz se dirigió al público y dijo: «En 1995 perdí a mi padre en Naveces, donde vivíamos y donde vivimos. Para superar los momentos tristes la música siempre salva. Contra el dolor escribí “Busco entre mis recuerdos”», y la música de tan ensoñadora canción comenzó a sonar. En el momento en que llegó la estrofa que dice «… y si las lágrimas vuelven, ellas me harán más fuerte» el auditorio avilesino atronó con otra ovación para el recuerdo.

La tercera canción del recital fue la titulada «Pongo mi confianza en ti», con un público ya metido hasta el alma en el concierto, acompañando con las palmas el ritmo propuesto por los músicos desde el escenario. Con los músicos, sentados, rodeando a Luz Casal, casi a modo de jam session. Son el avilesino Tino di Geraldo, a la batería y percusión; Juan Cerro, guitarras; Jorge Ojea, guitarras; Josué Santos, a los teclados, y Peter Oteo, al bajo.
Pelo corto, gran sonrisa
Luz Casal salió vestida con un traje de chaqueta oscuro y una camisa de cuadros. Y pelo corto y una gran sonrisa, que son dos de las peculiaridades que acompañan a esta «nueva» Luz que se presentó ayer en Asturias.

Luz Casal interpretó temas ya clásicos de su repertorio como el «No me importa nada» o la melancólica «Sentir». En el público estaban músicos como Chus Pedro, Julio Antidio e incluso la ya adolescente Sara Moritán. Los tres habían participado anteanoche en una fiesta en honor de Luz Casal que se celebró en el pub Don Floro en la calle Galiana, con versiones de canciones de Luz.

El concierto duró aproximadamente dos horas y comenzó puntualmente tras esos diez minutos de cortesía. A las diez hubo un pequeño descanso, no sin que antes la cantante hiciera una declaración de pertenencia local: «Aunque nací en Galicia siempre me consideré avilesina, porque aquí lo he aprendido todo». Entre el público, la alcaldesa de la villa, Pilar Varela, los ex alcaldes Santiago Rodríguez Vega y Manuel Ponga, ambos fans confesos de Luz Casal, y buena parte de la actual Corporación. Luz estrujó su «Vida tóxica» con nueve canciones, y repasó lo más granado de sus éxitos.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: