Posteado por: golfenix | noviembre 1, 2007

Un poco de poesia

Buenos días, media noche
estoy volviendo a mi hogar.
De mí se ha cansado el día
-¿Cómo cansarme de él ya?
Al sol, que era luz de encanto,
yo me quería quedar.
La mañana no me quiso;
día, mi adiós te he de dar.
¿Cuándo enrojece el oriente?
¿Puedo mirarlo, verdad?
Por entonces tus colinas
me pueden enhechizar.
No eres tú, mi media noche,
tan bella como él quizá.
… Yo elegí. Pero acepta
lo que él no quiso aceptar.

Emily Dickinson


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: